QUIÉNES SOMOS

... y todo esto, ¿por qué?

Somos una empresa familiar y como tal, se compone de hermanos, tíos, primos, sobrinos y nietos, donde juntos, continuamos el sueño que una vez tuvo nuestro abuelo, D. Rafael Jiménez Del Rio: que su Cortijo Zahan llegase a cada rincón, a cada cocina, a cada restaurante del mundo. Que Cortijo Zahan sea una referencia en la dieta mediterránea.

MAR DE OLIVOS

Nuestras fincas se encuentran en Jaén, provincia Andaluza. Concretamente en las comarcas de Porcuna y Arjona, tierra olivarera por excelencia. En ellas trabajamos principalmente dos variedades de aceituna: PICUAL y ARBEQUINA.

Recientemente hemos plantado dos nuevas variedades que creemos tendrán mucho de qué hablar, Arbosana y Koroneiki.

PICUAL: Se trata de una aceituna de gran calidad y rendimiento. Gracias a ella, se produce un Aceite de Oliva Virgen Extra de gran estabilidad que presenta un frutado característico, aromático, con un ligero amargor y sabor un poco picante. ESPECTACULAR!!

ARBEQUINA: Es de origen Palestino, traída a España por el Duque de Medinaceli. Nuestra familia fue la primera en introducir esta variedad en la Provincia de Jaén, siendo referencia mundial en este tipo de cultivo. La arbequina esta definida como “la beluga” de las olivas. Sabores intensos en especial a frutos secos, como la almendra, pero también con toques a frutos maduros. EL TESORO!!!

LA FINCA

No se trata de una única, está compuesta por diferentes fincas, con nombres tan interesantes como su historia, “El Duende”, “La Rana”, “Perales”, “El Conde” entre otros y como no, nuestro querido Cortijo “El ZAHAN”, la finca más representativa de todas.

Un dato característico es que contamos con una presa de aproximadamente 400.000 m3 de capacidad que nuestro abuelo, aprovechando una tierra calma dentro del cortijo. Gracias a ella podemos ofrecer regadío a toda la finca, lo que nos da la posibilidad de tener una producción homogénea en términos de cantidad y calidad sin tener que depender de variables externas como la lluvia. De este modo, nuestras producciones no varían apenas de un año para otro, dando así un sabor único y característico a nuestros aceites.

EL PROYECTO

Cortijo Zahan surge del trabajo, del esfuerzo y la constancia de una vida dedicada al campo. De la necesidad y el deseo de darle importancia al fruto que toda nuestra vida hemos cultivado.
Cortijo Zahan quiere mostrarse como es, una empresa familiar, donde es tan importante tanto el duro trabajo de nuestro equipo como el cuidado diseño de nuestras botellas más premium, damos valor y protegemos nuestro trabajo para situar el aceite de oliva en un alto nivel, donde creemos debe estar. Hecho que tiene como recompensa la excepcional calidad de nuestros aceites.

En definitiva nuestro proyecto es conseguir que toda esa dedicación al campo durante siglos, tradición y raíces dedicadas al olivo se vea reflejada en nuestros aceites y que tú los puedas disfrutar.

INTEGRANTES

Vale, sí. Pero, ¿quiénes somos?

Somos una empresa familiar, y como tal se compone de abuelos, hermanos, tíos, primos, sobrinos y nietos, donde juntos continuamos el sueño que una vez tuvo nuestro abuelo, D. Rafael Jiménez Del Rio. Que Cortijo Zahan llegue a cada rincón, a cada cocina, a cada restaurante del mundo. Que Cortijo Zahan sea una referencia en la dieta mediterránea.

Abrir chat
Powered by